Sistema Superior

El sistema Multi-Zona es el primer y único sistema de dos tuberías, que enfría y calefacciona de manera simultánea. El sistema de dos tuberías reduce la complejidad, el tiempo y el costo de la instalación y permite tener menor conexiones de refrigerante y eléctricas. También puede instalar sistemas sin ducto o con ducto, dependiendo de sus necesidades y de la configuración del edificio.

Control más preciso de la comodidad
Los controladores del sistema ofrecen una amplia variedad de ajustes de configuración para responder a los requisitos de cada zona, como control de temperatura y ajustes de temporizador. La flexibilidad del sistema le permite agregar, cambiar y eliminar fácilmente zonas del sistema y toma en cuenta parámetros como diversidad de uso, ocupación o ganancia solar del espacio de trabajo o de vivienda.

La tecnología de INVERSOR responde bien y con alto nivel de eficiencia, brindando un ambiente más uniforme y un uso más sensato de la energía, puesto que rara vez se usa el compresor a plena potencia, evitando los ciclos repetitivos de encendido y apagado.

Sistema Superior

El sistema Multi-Zona es el primer y único sistema de dos tuberías, que enfría y calefacciona de manera simultánea. El sistema de dos tuberías reduce la complejidad, el tiempo y el costo de la instalación y permite tener menor conexiones de refrigerante y eléctricas. También puede instalar sistemas sin ducto o con ducto, dependiendo de sus necesidades y de la configuración del edificio.

Control más preciso de la comodidad
Los controladores del sistema ofrecen una amplia variedad de ajustes de configuración para responder a los requisitos de cada zona, como control de temperatura y ajustes de temporizador. La flexibilidad del sistema le permite agregar, cambiar y eliminar fácilmente zonas del sistema y toma en cuenta parámetros como diversidad de uso, ocupación o ganancia solar del espacio de trabajo o de vivienda.

La tecnología de INVERSOR responde bien y con alto nivel de eficiencia, brindando un ambiente más uniforme y un uso más sensato de la energía, puesto que rara vez se usa el compresor a plena potencia, evitando los ciclos repetitivos de encendido y apagado.